Los pasos que debes seguir para una correcta higiene de manos
lavado manos
16 marzo 2020

Llevar una correcta higiene de manos se convierte en una de las principales medidas para evitar la transmisión de enfermedades o infecciones

Las manos son una de las principales vías de transmisión de enfermedades o infecciones. Por ello, llevar una correcta higiene de manos se convierte en una de las principales medidas de autocuidado para evitar dichas infecciones, tanto en el ámbito hospitalario como en el plano doméstico. De hecho, el 25% de las infecciones respiratorias podrían evitarse solo con el gesto de lavarse las manos.

Para limpiarlas se puede recurrir al agua y jabón, ya que ambos permiten eliminar la suciedad. Sin embargo, cuando hay que desinfectarlas se recomienda utilizar desinfectantes a base de alcohol o jabón antiséptico, puesto que estos eliminan un mayor número de microorganismos.

Pero, ¿cuáles son los pasos a seguir para limpiarlas y desinfectarlas de forma correcta? Desde la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp) te lo contamos.

  • Para empezar, se debe depositar en la palma de la mano la cantidad adecuada de producto; que no falte pero que tampoco sobre.
  • Después, se frotan ambas manos entre sí y, a continuación, la palma de la mano derecha se frota contra el dorso de la izquierda. A su vez, se van entrelazando los dedos.
  • De nuevo, se frotan las palmas de las manos con los dedos entrelazados y, en el paso posterior, se frota el dorso de los dedos de una mano con la palma de la otra; todo esto, agarrándote los dedos.
  • Finalmente, se frota por la zona de los pulgares y, más tarde, la punta de los dedos de una mano se frota contra la palma de la otra y viceversa. 
  • Es importante que al finalizar el proceso, las manos estén completamente secas para evitar que se produzcan posibles problemas dermatológicos. También, en el caso de utilizar los desinfectantes con asiduidad, se recomienda aplicar crema hidratante para evitar sequedad en la piel.
  • Si se tienen heridas o lesiones en la piel, se aconseja cubrirlas para que los desinfectantes no causen daños.

Por otro lado, además de hidratación, las manos necesitan de una protección solar diaria para evitar la aparición de manchas por la exposición continua al sol.