No olvides cuidar tus ojos en verano

Consejos para mantenerlos sanos

El aire acondicionado, una exposición prolongada al sol, el cloro de las piscinas o la sal del mar son algunos de los factores que más afectan a nuestros ojos durante el verano y que pueden  contribuir al desarrollo de patologías oculares a corto, medio y largo plazo, como infecciones, conjuntivitis, sequedad e irritación.

Desde la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp) te recomendamos seguir los siguientes consejos para proteger tu salud ocular:

  • Usa gafas de sol homologadas por la UE y adaptadas a tu graduación, siempre que la necesites
  • Usa gafas de buceo para evitar que el cloro y la sal se acumulen en los ojos y provoquen irritación y enrojecimiento
  • No compartas las gafas o cualquier otro tipo de objeto que pueda estar en contacto con los ojos
  • Evita tocarte los ojos con las manos y recuerda lavarte las manos a menudo para evitar infecciones
  • Si te entra arena o algún cuerpo extraño en los ojos, usa suero fisiológico y evita frotarte los ojos
  • Recuerda no mirar de manera directa al sol, incluso con las gafas de sol puestas
  • Si sufres sequedad ocular por el uso prologando del aire acondicionado o por cualquier otro motivo, puedes utilizar un colirio hidratante o lágrimas artificiales
  • No fuerces la vista leyendo durante mucho tiempo en dispositivos móviles y tablets.
Compartir: