Consejos para adaptarte al cambio de hora

Que el cambio de hora no te quite el sueño

En la madrugada del sábado 27 al domingo 28 de octubre tendrá lugar el cambio de hora habitual del otoño. Esa noche, a las dos de la madrugada, nuestros relojes deberán atrasarse una hora, lo que implicará que amanecerá y anochecerá más pronto a partir de ese día.

La adaptación al nuevo horario puede provocar, durante algunos días, desajustes como trastornos del sueño, cansancio, cambios en el estado de ánimo o incluso alteraciones del apetito.

Para facilitar la adaptación, desde la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp) te ofrecemos estos consejos:

  • Establece una rutina de sueño, manteniendo unos horarios regulares. Acostarte y despertarte en torno a la misma hora ayuda a adaptarse.
  • Evita las siestas al menos hasta que tu organismo se haya habituado al nuevo horario.
  • Evita las cenas pesadas y apuesta por alimentos ligeros antes de acostarte.
  • Disminuye el consumo de cafeína u otros excitantes. No son buenos aliados para adaptarte al cambio horario.
  • Evita el ejercicio físico, varias horas antes de dormir.
  • Evita las luces brillantes, especialmente las de aparatos electrónicos como móviles, tabletas o portátiles antes de dormir. Su uso prolongado altera los ritmos circadianos y reduce la calidad del sueño.

Si a pesar de seguir estos consejos te cuesta adaptarte al nuevo horario, consulta con tu  farmacéutico para que pueda aconsejarte, si fuera necesario, el producto más adecuado para aliviar el insomnio ocasional provocado por el cambio de hora, como los complementos nutricionales ricos en melatonina y triptófano, productos elaborados a base de plantas naturales como la valeriana o la pasiflora, y medicamentos con principios activos como la doxilamina.

 

Compartir: