¿Consultas a tu farmacéutico cuando tienes una dolencia leve?