Elementos del envase de un medicamento de autocuidado

¿Conoces el significado de los elementos del envase de un medicamento de autocuidado?

Cuando adquirimos un medicamento sin receta en una farmacia, lo primero que vemos es su envase. Generalmente se trata de una caja de cartón que contiene mucha información y símbolos.

¿Sabes lo que significan? Desde la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp), te ayudamos a conocerlos y distinguirlos. 

Haz click sobre la imagen para poder verla más grande

  • Nombre del medicamento: contiene, además de  la marca comercial, información sobre la dosis y la forma farmacéutica (comprimidos, cápsulas, granulado para solución oral, etc.).
  • Código Nacional: es un número compuesto por seis dígitos que sirve para identificar al medicamento. Funciona de manera similar al DNI de las personas y se concede cuando se autoriza la comercialización del medicamento.
  • Leyenda identificadora del tipo de medicamento: en el caso de los fármacos no sujetos a prescripción médica, esta leyenda está compuesta por la frase “medicamento no sujeto a prescripción médica”, “medicamento tradicional a base de plantas”  con las siglas MTP, o “medicamento homeopático”.
  • Indicación de uso: solo aparece en los medicamentos sin receta y explica para qué sirve (alivio del dolor, alivio sintomático de los procesos gripales, alivio de la acidez y ardor de estómago, etc.).
  • Lote y fecha de caducidad: el cartonaje debe indicar en un lateral el lote al que pertenece el envase y la fecha de caducidad del medicamento. Se trata de información que debe figurar obligatoriamente para mayor seguridad del consumidor.
  • Símbolos especiales: algunos medicamentos, por su composición, pueden producir efectos sobre la conducción o el manejo de maquinaria, así como reacciones de fotosensibilidad. En esos casos, en el envase se mostrarán unos símbolos (pictogramas) de advertencia.

Si el envase contiene un jarabe, una pomada o sobres granulados, encontraremos esta misma información en el envase interior.

También en el interior de la caja encontraremos el prospecto, que es la principal fuente de información sobre el medicamento y su uso.

Ahora ya conoces los elementos que forman parte del envase de un medicamento sin receta y puedes interpretarlos correctamente.

Compartir: