Disfruta de forma saludable de los deportes de invierno

Recuerda que debes proteger tu piel de la sequedad y la deshidratación cuando practiques ejercicio al aire libre

Ya han llegado las primeras nevadas y con ellas la posibilidad de practicar deportes típicos de esta época del año como, por ejemplo, el esquí. ¿Estáis preparados?

Recuerda que debes proteger tu piel de la sequedad y la deshidratación cuando practiques ejercicio al aire libre. En invierno, de forma especial la cara y los labios, ya que son las partes del cuerpo más expuestas en esta época de bajas temperaturas. Además de protector labial y crema hidratante para la piel, es recomendable usar protectores solares de alto factor de protección si vamos a practicar deportes en altura como esquí o snowboard. Recuerda que sea el adecuado para tu tipo de piel!

Si lo tuyo es el senderismo en la montaña, te recomendamos, además de ir bien preparado, con ropa de abrigo suficiente y calzado adecuado al tipo de desnivel, no olvidar llevar en la mochila un pequeño botiquín básico con material de cura como tiritas, esparadrapo, gasas y desinfectante, para posibles caídas o golpes.

Si por el contrario la calle es tu gimnasio, no olvides los gorros, guantes y bragas de cuello, para mantener una buena temperatura corporal, que debe ser constante, sea cual sea el deporte que practiques, y no dejar que descienda súbitamente para evitar resfriados y lesiones musculares. Para prevenir estas últimas debemos, además, realizar ejercicios de estiramiento al comenzar y finalizar el ejercicio físico. En la farmacia puedes encontrar productos de cuidado personal para el masaje deportivo con efecto calor para calentar el músculo antes del ejercicio, o con efecto frío para enfriarlo después de la actividad deportiva.

Y, si a pesar de seguir estos consejos, sientes dolor o inflamación en los músculos o articulaciones después de realizar ejercicio, en la oficina de farmacia puedes encontrar calmantes en forma de cremas, geles y aerosoles contra el dolor, comprimidos o sobres, e incluso parches de calor local para reducir las molestias musculares.

Compartir: